Saltar al contenido
The Sect Of Sound

[Análisis] Toki, el arcade del monete

Corría el año 1989 cuando TAD Corporation nos trajo “Toki”, un arcade muy adictivo a la par que inolvidable. Fue tal el éxito, que incluso llegó a ordenadores y consolas domésticas de la época, como: Commodore 64, Amiga, NES o Mega Drive. Estaba claro que este título no podía caer en el olvido después de tanto éxito, y fue en 2009 cuando se comenzó a ver su remake, un remake que tendría grandes dificultades ya que, en un principio, estaba programado para Xbox Live Arcade de Xbox 360, pero no sería hasta pasados nueve años cuando finalmente nos llegase, y no a Xbox 360, lo hizo primero en Nintendo Switch y, más tarde, a Xbox One y PS4, pero… ¿habrá merecido la pena la espera? Te lo cuento todo en este análisis con sabor a retro.

El mono que escupe bolas

La premisa de este título es la típica de la época, y no es más que una excusa para comenzar nuestra aventura. Nos ponemos en la piel de Toki, un guerrero que vive tranquilamente con su amada Miho, hasta que un día ella es raptada por el demonio Bashtar y el terrible brujo Vookimedlo, y él es convertido en mono. Como veis, se trata de una historia bastante simple, lo de siempre en aquella época: chica es raptada por un malvado y nosotros tendremos que ir en su rescate. Comenzaremos así un juego de plataformas y disparos en 2D, que se desarrolla en un mapa dividido en 6 zonas, cada una con su jefe.

Mapa de Toki con las diferentes zonas.

Un run and gun diferente

Como ya hemos dicho, Toki es un juegos de plataformas y disparos en 2D, es un run and gun un poco extraño, no es como un “Contra”, ya que el título presenta la peculiaridad de que nuestro personaje avanza por los escenarios de una forma un poco lenta: no corre, sino que va andando, algo que mantiene del original y que, personalmente, no me ha gustado mucho, siendo este, su corta duración (no nos llevará mucho más de una hora acabarlo) y la escasez de extras con respecto al original, los que para mí son sus puntos más débiles.

Como en cualquier buen plataformas, nuestro querido mono logrará vencer a sus enemigos o bien saltando sobre ellos, o escupiéndoles bolas porque, sí, el arma especial de nuestro personaje son unas bolas que escupe y que dañan a nuestros enemigos. Las zonas están muy bien diferenciadas, cada una de ellas con su propia ambientación o temática (una selva, una montaña helada, un templo, etc.), donde habrá diferentes tipos de enemigos y, normalmente, en grandes cantidades. Además, éstos tendrán un gran tamaño lo que, sumado a que Toki se mueve un poco lento, resultarán difícil de esquivar, siendo nuestro primate un blanco fácil y muriendo de un solo toque muchas veces (tened en cuenta que es un juego que viene de una arcade y esto se hacía a propósito para sacarte los duros de alguna manera). No obstante, durante nuestra misión de rescate encontraremos diferentes “ítems” que nos ayudarán, como: un casco de fútbol americano que nos permitirá aguantar un golpe antes de morir, diferentes tipos de disparos, alguna que otra vida extra, o unas zapatillas que nos permitirán dar saltos más altos. Además, dependiendo de si jugamos en fácil, normal, difícil o muy difícil; dispondremos de una determinada cantidad de vidas por crédito y continuaciones, las cuales, una vez se nos acaben, nos obligaran a comenzar el juego desde cero, pero que no cunda el pánico, ya que no será difícil avanzar un poco más en cada intento debido a que los enemigos que van apareciendo en las diferentes zonas y sus patrones de movimiento serán siempre los mismos y será cuestión de tiempo hasta que los memoricemos y no nos pillen por sorpresa.

Hay diferentes tipos de niveles, todos muy bien diferenciados y con sus propios enemigos y temática. Como se puede apreciar en la imagen, incluso tendremos el clásico nivel acuático.

Como habréis podido intuir a estas alturas, Toki es un título muy fiel al original, que respeta totalmente a su antecesor, tanto que no se han molestado en incluir ningún tipo de extras, puntos de guardado o mejoras en su dificultad. Respeta tanto a su antecesor que incluso los jefes, que deberían ser un reto como en cualquier otro juego, son la parte más sencilla de la aventura, algo que ya se daba en el original de 1989.

Un juego muy mono

En el apartado gráfico es donde creo que se ha realizado el mayor esfuerzo y donde más destaca el título. Nos encontramos con escenarios muy coloridos, vivos y detallados, un protagonista y enemigos con unas animaciones muy cuidadas y conseguidas y unos jefes con unos diseños de lo más divertidos y originales. La única pega aquí es la falta de un modo que nos permitiera jugar con los gráficos originales y que, estoy seguro, habría encantado a los fans.

Comparación gráfica entre el Toki original de 1989 (izquierda) y el de 2018 (derecha).

En lo que al apartado sonoro se refiere, se ha hecho una gran adaptación de sus melodías originales a nuestros tiempos y con efectos sonoros que encajan muy bien con lo que vemos en pantalla como, por ejemplo, el ruido de fondo de los pájaros en la fase de la selva.

Como último punto y antes de pasar a la conclusión, debo destacar la edición física con la que llegó a Switch, la “edición retrollector, y que contiene: juego Toki para Nintendo Switch, máquina recreativa de madera para Nintendo Switch, litografías exclusivas de Philippe Dessoly, cómic con guión original dibujado por Philippe Dessoly y lámina de pegatinas. Una edición que podréis encontrar en Amazon por 29,95€ y que, tan sólo por todas las cosas que trae, ya merece mucho la pena.

La Edición Retrollector es de lo más completa y a un gran precio.

Como conclusión, aún con la falta de contenido, su corta duración y sus pequeños fallos en lo jugable, debo decir que he disfrutado mucho lo poco más de una hora que me ha durado. Es un juego bonito, con paisajes y paleta de colores que alegran la vista, enemigos y jefes finales con un gran diseño, muy divertidos y originales y un protagonista muy carismático y gracioso. Lo compré en la e-shop rebajado a 2,99€ (su precio original es de 14,90€ en todas las plataformas), y creo que es un gran precio, como también lo es los 4,99€ por los que lo he visto rebajado muchas veces en la store de PlayStation. Sin duda, por este precio ni os lo penséis e id a por él, dadle una oportunidad a este monete que, estoy seguro, os alegrará la tarde.

  • Plataformas: Xbox, PC, PS4 y Nintendo Switch
  • Modos de juego: Un jugador
  • Precio: 14,90€ digital, 19,90€ edición física normal y 29,95€ edición retrollector (sólo disponible para Nintendo Switch)
  • Duración: 1-2horas
  • Idioma: textos en castellano

Artículo redactado por Antonio Guerra